Coco y el Alma de la Familia

“Cuando conocí la existencia de este bellísimo film, sabía que tenía que ir a verlo; y lo hice, en familia: así que gracias Gaby, Paula y Mariano por proponer la salida!!


Claramente, desde la mirada de las Nuevas Constelaciones Familiares Cuánticas, esta película no tiene punto que quede al margen: excluidos, buena y mala conciencia, movimientos del alma, movimientos del espíritu, secretos, victimas y perpetradores, asentir a todo como es y decir Sí a todo tal y como es…y de cómo los muertos quieren que los vivos vivan!!
Y ahí estaba presentada la historia de Miguel, éste niño de 12 años, en el hermoso pueblo mexicano de Santa Cecilia, perteneciente a una familia de zapateros de muchas generaciones y donde la música estaba “mal vista”, y se la censuraba por mandato, desde que su tatarabuelo había dejado a su mujer y a su hija Coco (Socorro) atrás, para seguir su sueño de una música para toda la gente…
Ambientada en la celebración de la tradición mexicana del día de los Muertos, la historia se despliega en un despertar de eventos y significados que no dejan para nada indiferente a cualquier espectador. Y como el olvido, plantea una segunda muerte .No hay modo que no te preguntes sobre tu familia, tu herencia, de cómo ha sido tu historia de vida hasta aquí-ahora y de toda su gente antes de estar en éste presente, y como todo eso nos hace ser lo que somos.
Coco, la bisabuela de Miguel, el miembro mayor vivo del Sistema Familiar, es la que sostiene y cuida toda esta historia…y como su bisnieto, en un Amor Más Grande, se encarga de mantener “éste latido del corazón”. Miguel corría el riesgo nuevamente de ser el siguiente excluido, por resonancia, al seguir adelante con el latido de su corazón. Todo esto nos muestra como el Amor va más allá de de un sentimiento: como se sigue al mandato por amor, como se lleva lo que te mueve, también por Amor.
En las Nuevas Constelaciones, hoy ya no es una imagen la que sana, sino un movimiento, un movimiento de reconciliación.
Así la sanación es la que necesita todo el sistema familiar, una sanación buena para todos, y que para nada es individual. Son Fuerzas del campo de información o fuerzas de sanación, que son las únicas que sanan, que se dirigen a reconciliar y re-incluir todo aquello que se encuentra separado de éste Gran Centro gravitacional, llamado Amor…

Y eso lo vemos claramente en toda la película: no era solo el anhelo por traer la música para sí mismo para Miguel, sino un movimiento más amplio que resuelve un lugar nuevo para todo los miembros del Sistema. Todos quedan atravesados por esta Gran Fuerza del Campo, que los reconfigura en un nuevo lugar…
Bendecir sin condiciones, a través del pétalo flor de cempasúchil y que representa al puente entre los vivos y el más allá, representa a esa Flor de la Vida, que devuelve la vida a todos los que conforman la historia.
Así, Recuérdame, la canción escrita para la historia, formada por éstas tres palabras: re ( volver), cuerda ( corazón), me (mí): Volver a mi corazón… inspira a mi corazón en éste siguiente cierre…
Al volver a mi corazón,
Te traigo hacia mí,
Trayendo una nueva fuerza,
Una integración,
Te veo y me veo,
Donde cada parte es el Todo,
Y donde el Todo es parte de Algo Más Grande,
Y vuelvo a mi corazón y te siento,
En un solo latido de mi corazón.”

Dra Andrea Kadar Psiquiatra, Consteladora Familiar Cuantica con quien organizamos nuestros Talleres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s