The End

Despedir un año para abrirnos a otro. Entre despedidas, muertes y finales inicié al viaje más maravilloso: a mi misma. Estuve sola y conmigo viviendo la pandemia y haciendo mis duelos. Lloré , me convoqué , me abracé… llego el tiempo para desplegar en mi misma. La experiencia de estar sola en cuarentena anido el amor más maravilloso. Me reconcilié con mis sombras, con mis limitaciones, con lo que no entiendo… y le dije SI! a la energía que soy: potente, intensa creadora y destructora a la vez. Aprendí a valorar mi cuerpo, a poner más conciencia a la salud; a reirme de mis locuras y abrirme a mucha más sensibilidad. A que mi decir, hacer y ser estén en sintonía, sincrónicos. Gracias por la experiencia inmensa con mi amada mascota Amelie que partió en mis brazos y me fundí por tres horas en el amor supremo despidiendo un tiempo juntas para vivir otro; volví a experimentar la trascendencia, la impermanencia… Gratitud a todo lo vivido en mi pasado que me nutrió para estos tiempos que es mi tiempo; que es tu tiempo; llamados a crear una vida con el corazón. He tenido muchos años maestros, he aquí uno que me enseñó hacer vida con mis propias manos, a mirarme y admirar lo logrado. Me abrazo llorando luego de tanto logre mi autonomía. Gracias a todo lo que me asistió y me asiste; se que tengo que animarme a mucho más de mi. En las incomodidades madure. Gracias 2020

¿Qué ocurre cuando morimos? Cuando morimos pasamos a otro estado, del cual no sabemos nada. Mi imagen es que nuestra vida emerge de un origen primario que no conocemos. Cuando morimos volvemos a sumergirnos en ese origen primario.
Por esa razón para mí la vida tampoco puede ser lo máximo ni lo más grande. Eso de donde emerge la vida debe ser más grande que la vida. Por ese motivo la transición de la vida a la muerte no es una pérdida. Se cierra un círculo, en el cuál el comienzo y el final son una misma cosa. La vida emerge, llega a cierto apogeo y luego vuelve a hundirse. Tal como el día, cuando surge comienza con empuje, luego llega al cénit, permanece durante un tiempo, aparentemente, en el punto más alto y luego vuelve a caer hacia la tarde y la noche.
BERT HELLINGER

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Noemi Liliana Rabasa dice:

    Hola, quisiera saber que talleres están dando o van a dar este Año

    1. Estamos dando talleres on line

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s